¿Por qué he firmado la carta abierta a la Conferencia Política del PSOE?

Héctor Maravall

Mi padre me repitió muchas veces que era una lastima que no hubiera hecho lo mismo que mi primo José María Maravall, que siendo muy de izquierdas se había afiliado al PSOE en los años 70 y estaba haciendo un gran trabajo. Siempre le decía lo mismo, “papa yo soy comunista y no socialista, así que no me meteré en el PSOE, aunque siempre que pueda colaborare con el”. No me fui al PSOE cuando lo hicieron mis estrechísimos amigos y durante muchos años compañeros de fatigas, conocidos como los carrillistas. Ni lo hice después, cuando Nueva Izquierda, de cuya dirección formaba parte,  decidió dar el mismo paso. Ni lo haré ahora, ni lo haré nunca. No por cabezonería u obstinación, sino porque me considero de la tradición comunista y no socialista. Al igual que me considero valenciano habiendo nacido en Madrid o rockero. Cada uno es como es.

 

Pero hay otras razones menos viscerales. Desde la terrible noche del 15 de junio del 1977, en la que, ante nuestra estupefacción,  el pueblo español optó por los socialistas como fuerza mayoritaria de la izquierda, y lo volvió hacer convocatoria electoral tras convocatoria electoral, inicié un doloroso proceso de reflexión cuya conclusión es muy sencilla. O los cambios de progreso los protagonizan los socialistas o no habrá nada que hacer. Como la historia de estos 36 años de democracia ha demostrado de forma fehaciente.

 

Es cierto, y esta es la segunda razón de mi posición, que sin la permanente movilización de los comunistas, PCE primero, IU después, de los sindicatos y en primer lugar CCOO, de organizaciones pacifistas, ecologistas, de solidaridad social, etc., los sucesivos gobiernos socialistas muy posiblemente hubieran realizado una política mucha mas moderada.  Por ello es imprescindible que haya una izquierda combativa, a la izquierda del PSOE y por ello sigo siendo de IU y lo seguiré siendo toda la vida. 

 

Porque, y esta es la tercera razón, en España siempre ha existido una franja de la ciudadanía, reducida sin duda pero muy activa, que nunca se va a sentir identificada con la socialdemocracia y sería una irresponsabilidad dejarla sin expresión política o que esa expresión política fuera irrelevante o estéril  y no sirviera para nada. Tiene que canalizarse y aprovecharse políticamente esta capacidad de lucha que afortunadamente tiene una parte de nuestro país y convertirla en eficaz motor de cambios.

 

En definitiva la perspectiva es muy clara. Lo mejor para el progreso de la sociedad española es la colaboración entre la izquierda mayoritaria y moderada que representa el PSOE y la izquierda mas transformadora,  minoritaria pero muy activa, que representa IU y otras organizaciones políticas.

 

Los cambios que ha habido en la sociedad española en los últimos años y el desgaste y  los notables errores de la izquierda gobernante, hacen previsible que no vaya a ser fácil que el PSOE vuelva a obtener mayorías absolutas, ni a nivel estatal ni tampoco en los ámbitos autonómicos. ¿Qué queremos? ¿Qué se alíe con el nacionalismo conservador como en 1993? ¿O con la izquierda, como en la primera y más fructífera legislatura de Rodríguez Zapatero?. Yo prefiero la segunda opción sin lugar a dudas, pero quiero mucho más. Quiero un gobierno de coalición, siguiendo la experiencia de Andalucía. Un gobierno de coalición PSOE-IU, con un programa pactado que suponga un nítido giro a la izquierda.

Eso es lo que me ha llevado a firmar con absoluto convencimiento el documento sobre la próxima Conferencia política del PSOE. Confieso que hasta el domingo por la mañana, cuando leí el periódico, no sabia nada de “Espacio Abierto”, conocía, eso sí, a los otros firmantes de la Carta Abierta. Por cierto solo  hay una mujer, algo lamentable que tendremos que corregir con urgencia. No sé lo que cada uno de ellos a titulo personal pretende para el futuro. Pero coincido plenamente con lo que nos une en este momento.

 

He sido muy sectario e intransigente en mi vida política desde que en 1967 empecé a militar en una organización de extrema izquierda, el Frente de Liberación Popular. Con mi voto y mi palabra he echado a amigos y camaradas del PCE, me han echado también a mí. Y ya estoy harto del sectarismo de la izquierda. Por ello no me preocupa nada donde acabara cada uno de los otros firmantes y por ello me resultan aburridamente impresentables algunas reacciones y descalificaciones de amigos y compañeros, ante este manifiesto y nuestra presencia en la Conferencia política.

 

Estoy muy harto de dos décadas de gobierno del PP en Madrid, Comunidad y Ayuntamiento. Estoy muy harto del nacionalismo conservador con sus chantajes al gobierno del Estado, que tuve que sufrir directamente desde un puesto de responsabilidad política en 1993 y en 1996. Estoy muy harto del gobierno de Rajoy y no quiero que repita. No me creo ni de lejos que IU vaya a ser la opción mayoritaria de la izquierda española, porque la sociedad española mayoritariamente  ni es ni  se siente tan de izquierdas. No me creo que el PSOE vaya a desaparecer, aunque algunos de sus dirigentes parece que lo estén buscando con su torpeza. Quiero una Ministra de Economía que proceda de IU y también una Ministra de Sanidad y Servicios Sociales y a ser posible una Ministra de Educación y también una Vicepresidenta, para que haya otra política económica, otra política social, otra política educativa y otra política de derechos civiles. Y eso solo será posible si desde ahora trabajamos juntos en esa dirección.

 

Por ello no comparto el espejismo de quienes proponen un Frente Amplio de Izquierdas, excluyendo al PSOE,  en definitiva una variante menos tosca de la teoría de las dos orillas de Julia Anguita. Apuesto por la Unidad de la izquierda cimentada en la colaboración entre el PSOE  IU. A eso vamos a la Conferencia política del PSOE este fin de semana.

 

Una ultima cosa. No soy tan ingenuo como para pensar que esto esta chupado. Nos va a costar mucho, muchísimo. Aunque la experiencia de Andalucía ayuda bastante. Ni tenemos garantizado que el conjunto de la izquierda gane, ni que se abra paso un programa y un gobierno de coalición. Yo votaré a IU, como siempre, para que sea lo mas fuerte posible y esa fortaleza permita un buen y equilibrado pacto posterior con el PSOE, pero haré lo imposible trabajando con el PSOE y con IU para superar el sectarismo y hacer realidad esa colaboración para  democráticamente dar fin a las políticas de la derecha.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Por qué he firmado la carta abierta a la Conferencia Política del PSOE?

  1. Hay un juego o deporte en el que un equipo tira de una cuerda para la izquierda y otro tira para la derecha. Yo me voy a poner en el que tira para la izquierda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s