Algo se mueve en la izquierda

Ana Serrano Ayuso en Convocatoria Cívica

http://convocatoriacivica.es/algo-se-mueve-en-la-izquierda/

Han sido muchas las llamadas de atención hacia quienes, por fin, se han mostrado sinceramente interesados en la preservación de este estado de bienestar, ahora más bien de “bienestaba”, para cuya consecución tanta y tan buena gente pagó un elevado coste, hasta el punto, como todos sabemos, de perder su salud, su libertad, su familia, su patria…, ¡hasta su vida!

A través de varios medios de comunicación independientes o que conservan algún resto de dignidad profesional, de los pocos que van quedando, hemos podido conocer en los últimos días, que se están produciendo movimientos para el acercamiento de varias corrientes de izquierdas, como no podía ser de otra manera, para hacer frente a este salvaje neoliberalismo “ciudadanicida” que practica nuestro Gobierno y que nos acosa a los ciudadanos, a algunos hasta la muerte.

La difusión de la CARTA ABIERTA A LA CONFERENCIA POLÍTICA DEL PSOE, de la que varios de estos medios se han hecho eco, yo he podido leer la carta o la referencia a ella en varios, es un paso que se puede y debe valorar muy positivamente.

Ha sido como una bocanada de aire fresco. Pero sólo una. Hace falta más aire para que los ciudadanos podamos volver a respirar.

Es, sin embargo un indicativo de que alguien escucha los lamentos de este sufrido pueblo, de que están más cerca de darse cuenta de que este país, en el que habitamos 47 millones de personas, sólo puede avanzar si se le dirige hacia un futuro en el que contamos todas y cada una de esas personas, en el que nadie se va a quedar sin derechos, sin libertades, sin bienestar.

No se olviden nunca de las palabras del gran D. Antonio Machado, un auténtico poeta del pueblo:

En España lo mejor es el pueblo… Siempre ha sido lo mismo. En los trances duros, los señoritos invocan la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, pero la compra con su sangre y la salva. En España no hay modo de ser persona bien nacida sin amar al pueblo.

Para quienes han de ser los representantes y guías del pueblo, sólo hay un interés legítimo: el de los ciudadanos que los han elegido y a quienes se deben. Todo lo que no redunde en beneficio del pueblo, es un engaño, una estafa.

Difícil profesión la del político. Pero es voluntaria. Vocacional. Para hacerse ricos o famosos hay otras opciones menos lesivas para el ciudadano. Y los experimentos, con gaseosa.

Pero no dejen de escucharnos, de preguntarnos, de contar con nosotros. Somos su fuente de información. Somos su razón de existir.

Les hemos echado de menos. Nos hemos sentido abandonados, en parte porque han dejado de practicar esa pedagogía que exige una sociedad en permanente movimiento, en constante cambio, siempre con necesidades de mejora no siempre material. Queremos evolucionar a mejor. ¡Guíennos!

Los ciudadanos queremos participar también. Estamos dispuestos a trabajar por nuestro país. Es nuestra obligación, pero también es nuestro derecho. Y ya estamos cansados de que nuestra única participación haya quedado limitada a introducir una papeleta en una urna cada cuatro años, para elegir el programa electoral que menos se incumpla o, como en las últimas elecciones, para ser víctimas de una de las mayores estafas electorales de la historia reciente de este país (cuanto arrepentimiento entre los votantes de ese falso programa). No sólo estamos aquí para legitimar a un gobierno que nos deja, como único derecho, el del pataleo, que todavía, no sabemos por cuánto tiempo, conservamos.

Si sólo nos quieren para eso, olvídense de nosotros. Tarde o temprano, acabaremos por ocuparnos de nosotros mismos y para si eso tenemos que prescindir de los políticos, lo haremos.

Así que no nos vuelven a fallar, ¿quién sabe cómo puede acabar esto? Para los ciudadanos de a pie, para los de siempre, con total seguridad, muy mal.

Esperemos que esta vez ha historia no se repita.

Los ciudadanos deseamos que cualquier partido u organización que tenga algo que decir, que aporte cualquier opción de mejora para una sociedad en la que contemos las personas en primer lugar, por encima y sobre todo, del pago de la deuda de las grandes empresas y de los bancos (porque son sus deudas y les corresponde a ellos pagarlas), ocupe el lugar que le corresponde y que, sin duda alguna, tiene reservado en el espacio político  que todos conformamos. Todos nos hacen falta, pero nos parece que desde la derecha, al menos es lo que ha demostrado hasta ahora, no estén por esta labor.

Finalmente, no quiero dejar de agradecer el esfuerzo y la valentía de los firmantes de la CARTA ABIERTA A LA CONFERENCIA POLÍTICA DEL PSOE, Pilar del Río, José Carrillo, Eugenio Domínguez, Baltasar Garzón, Manuel Gonzalez, Orencio Osuna, Héctor Maravall, Rubén Fernández, Ángel G. Castillejo, Francisco Román González, José F. Mendi , Pedro A. Ríos, Mariano Santiso, Félix Taberna y Eduardo Tamariz, quienes han reflejado con gran exactitud, el sentir de todos los ciudadanos.

No soy nadie, sólo una ciudadana de este maltrecho país, pero es de bien nacidos ser agradecidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s