Aportaciones de Espacio Abierto a la Conferencia Política del PSOE (2)

Una administración pública simplificada, ágil y participativa

La explicación sobre la crisis de Deuda Pública y Ajustes de Política Fiscal no es, ni mucho menos, la única respuesta al deterioro de las AAPP. La crisis económicas son por naturaleza coyunturales; sin embargo, las tendencias sociales son más profundas. Uno de los problemas básicos de la Administración Pública se encuentra en la pérdida del valor social del Bien Público y  el deterioro de lo Público, potenciado por la derecha.

Prestigiar lo público

Antes de abordar las necesarias reformas en las AAPP debemos pulsar la sociedad, es preciso reforzar  los servicios públicos creados por ella,  para dar oportunidad a las AAPP en la gestión de los mismos.

.-Se hace necesaria la construcción de un nuevo clima social, dar la batalla a la ideología neoliberal y construir un relato que sea capaz de poner en valor el Bien Común, como patrimonio social gestionado desde el interés general.

.-Es preciso profundizar en el ejercicio de ciudadanía, potenciando los servicios públicos y prestigiando y modernizando lo público, sus servicios y sus empleados. Participar de lo que es de todos-todas, compartiendo espacios, conocimientos, experiencias.

.- Nos proponemos cambiar el proceso de deterioro, recortes, privatización o concesión de gestión; modernizando y actualizando la administración Pública para la gestión eficiente de los servicios públicos.

 

Principios reformistas

.-Tenemos que abordar una reforma, ampliamente dialogada, de la Administración Pública, con una mayor simplificación  de sus servicios administrativos, una mayor nitidez competencial desde la Constitución y la  eliminación de  duplicidades estructurales.

.- La más importante de las reformas en la administración pública es la gestión de los recursos humanos. El Estatuto Básico del Empleado Público fue un buen intento de normativizar otra relación laboral más fluida; pero quizás no haga falta tanta normativa como cambio de cultura organizacional, tener una cultura diferente, donde el empleado público tenga autonomía, polivalencia, flexibilidad en su tarea.  Junto con ello es preciso establecer mecanismos de participación de los trabajadores públicos en la gestión para favorecer la innovación y la motivación.

.- Los directivos y altos cargos deben estar imbuidos en los principios de gestión organizativa y de valores de ciudadanía. Deben saber trabajar y fomentar equipos desde el liderazgo. Al ser gestión pública deben asumir los principios de apertura, participación, responsabilidad, eficacia y coherencia que representa el Buen Gobierno-Gobernanza, tal como establece la Unión Europea.

.- Una mayor profesionalización y tecnificación  al frente de la gestión de los servicios públicos y su alta dirección, reduciendo drásticamente la libre designación como forma de acceso a puestos de alta responsabilidad en la gestión e incrementando el acceso con sistemas basados en la  publicidad, merito y capacidad.

.-La cultura de la Evaluación, en sintonía con las demandas de la UE,  en el sector público es otro importante reto que se debe llevar a cabo. Es preciso conocer, para mejorar, los efectos sociales, el impacto de las políticas y programas públicos; promover la optimización de los recursos mediante balances; rendir cuentas a la ciudanía y observar otros diseños públicos. Lo que no se evalúa, de devalúa.

.- Precisar nítidamente las fronteras y las relaciones de los Servicios Públicos con el sector privado, endureciendo las incompatibilidades y dotando de claridad el acceso y salida  del alto funcionario o directivo del sector público al privado de los funcionarios y a la inversa.

.- La transparencia conllevaría crear un registro de intereses publico en las WEB de los ayuntamientos, diputaciones, comunidades y Gobierno del estado, para la  publicación de los ingresos, por todos los conceptos de los Altos Cargos y directivos de las administraciones, junto a las declaraciones de Bienes y Renta anuales e incorporando a la ley de Gobierno, el cese de todo alto Cargo o directivo de los servicios públicos en el mismo momento de ser  imputado por un juez  en casos de corrupción.

.- Es  necesario la asunción del componente tecnológico, e-Administración. Si hoy en día, más de la mitad de los españoles utiliza diariamente las redes sociales por qué no tenerlas como herramienta de trabajo. Cada vez más, surge un amplio catalogo de servicios on-line para la ciudadanía. 

.-Las AAPP deberían asumir la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como factor de ejemplaridad y coherencia. En esta producción de intangibles es donde hay que incidir, generando valores.De tal modo, es preciso implicarse en planes de RSC donde la Ética Pública, la Evaluación, la Transparencia, la Eficiencia, y la Mejora Ambiental estén presentes en la gestión pública.

.-Revisar la relación público-privado en el sentido de dar prioridad por parte de lo público a lo más social del ámbito privado. Lo que llamamos Tercer Sector. De hecho, ya se hace con reservas de contrataciones públicas  a determinadas empresas sociales o buenas prácticas contractuales. Desde lo público incentivar lo más social. Sin cuestionarse la titularidad pública de los servicios,  el acceso universal y el soporte público de los mismos.

 

Participativa y en conexión con el ciudadano/a

.- La asignatura pendiente más necesaria es la conexión e implicación del ciudadano y sus organizaciones. Lograr que la administración sea vista como el instrumento que tiene el ciudadano/a para gestionar servicios públicos que garantizan derechos fundamentales y la calidad de vida en sus ciudades, regiones, naciones y Estado.

.- Construir una administración ágil y obligada en resolver, responder o recibir las demandas de los ciudadanos, que destierre el amiguismo y genere un trato igual para todos los ciudadanos y ciudadanas. Todo escrito, solicitud o petición debe ser atendida personalmente o respondida por escrito, por el servicio correspondiente antes de dos meses, en cualquiera de las formas, incorporando el silencio administrativo positivo.

.- Generar formas estables de participación donde informar  y dialogar previamente las decisiones de cada departamento, y realizar el seguimiento a su aplicación, dando voz a las organizaciones representativas de cada comisión informativa municipal, Consejería o departamento ministerial. Un paso más en esta línea sería abrir un turno de preguntas, presentadas con dos días de antelación, por cualquier ciudadano u organización representativa, para ser respondidas en comisión, pleno municipal o de Parlamento autonómico, por los concejales, consejeros o ministros responsables de la materia.

.- Incorporar a las Administraciones Públicas, tanto municipales, autonómicas, como nacionales tramos de presupuestos participativos, en los PG de cada año, que tras la información suficiente un porcentaje del mismo sea decidido con la participación ciudadana y sus organizaciones más representativas.

.- Regular legalmente la organización de debates públicos con amplia información en temas de vital relevancia a nivel local, regional o nacional, que culminen en una consulta ciudadana o referéndum, con voto directo en urna por todos los inscritos en el censo de esa demarcación administrativa.

.- Regular un cauce efectivo para elevar propuestas o resoluciones a las distintas administraciones, con el respaldo de un número de ciudadanos fielmente identificados, dando trámite a la iniciativa en el órgano correspondiente a nivel local o regional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s